No es de extrañar que nada más llegar a la universidad los estudiantes busquen formar parte de las hermandades, donde hay mucha leyenda negra sobre las pruebas de iniciación, pero que valen la pena si te enseñan cosas tan buenas y placenteras como a disfrutar de tu propio sexo. Al menos estas chicas están más felices que unas castañuelas con la experiencia, jeje.

Categoria: lesbianas